Número 16: Lo monstruoso