“Estrategia de la Ilusión” o el extrañamiento de lo cotidiano.

Pensar en Eco es inmediatamente recuperar ciertas imágenes: los cuartos infinitos de la  biblioteca de una abadía medieval, el péndulo de Foucault, en el Conservatorio Nacional de Artes y Oficios de París, las lápidas apretujadas del cementerio de Praga.

Luego emergen otras cosas, los artículos, la semiótica. En “Estrategia de la Ilusión” se agrupan  distintas publicaciones que intentan una revisión de la mirada sobre la realidad, en la que predomina el extrañamiento de lo cotidiano. Hay, por ejemplo, un texto donde Eco cuenta que se puso unos jeans que le iban muy ajustados, y que por esa razón estuvo todo el día incómodo, pensando en cuanto le apretaban al sentarse o al caminar, obligándolo a vivir “hacia el exterior”.

ilusion1“Una prenda que comprime los testículos hace pensar de manera diferente” dice, y entonces reflexiona sobre cómo las tendencias del vestir, a lo largo del tiempo, han condicionado (y condicionan) el pensamiento: sobre cómo las ropas sueltas de los monjes han sido útiles para que puedan liberarse de la conciencia del cuerpo y dedicarse a cuestiones más elevadas, o cómo las mujeres han vivido antaño bajo  el corsé y el miriñaque, que en la modernidad, lejos de ser liberadas, han vuelto a ser oprimidas por los jeans y los zapatos con plataformas.

Así Eco redescubre a la indumentaria como artificio semiótico, no solo desde la estética sino como tendencia a vivir en la “exterioridad”.

“Il professore” usa estos artículos, con cuestiones simples y directas, con un tono  en muchos casos satírico, para reflexionar sobre temáticas cotidianas, pero abordadas de manera tal, que producen un extrañamiento y obligan al lector a una revisión de sus supuestos.

Comments are closed.