Más de tres lucas

Fabián juguetea con el arma un rato y la vuelve a poner sobre la mesa. Se la queda mirando, mientras la pasa de mano en mano. Suena el teléfono. Al tercer ring atiende, sosteniendo aún la pistola con la mano izquierda.
– ¿Hola? –
– ¿Hola?, Hola ¿Fabián? – La voz del otro lado suena lejana y hay ruido de fondo en la línea.
– Si, él habla, ¿Quién es? –

Seguir leyendo