Encuentro y desencuentro

Si bien un idioma se formaliza con el acuerdo de quienes lo practican, muchos se han afianzado a través de una obra de referencia cuyo autor, por inducción, deviene en progenitor de la lengua. Siendo que algunos de estos referentes han sido contemporáneos, imaginar que quizás se conocieran o que por lo menos se encontraron en algún momento, constituye una fantasía más que interesante.

Seguir leyendo

Don Quijote, o el anarquista involuntario

Si una obra de arte no mutase sería falso llamarla de ese modo -a más de que sería imposible hallarla, muerta como estaría y comida por los gusanos. Pero claro no seamos ingenuos: que las obras del arte no mutan por sí solas: su posibilidad siempre es a partir de un encuentro. Mutación y alteridad son, trátese de Quijote o de Kinbote, indisolubles.

Seguir leyendo