El discreto encanto de la burguesía – Aproximaciones a la obra de Silvina Ocampo

La lectura de la obra de Silvina Ocampo traza un camino hacia la incertidumbre y el asombro. Una escritura singular que propone un ensanchamiento del mundo donde los bordes de la razón se vuelven plásticos y moldeables. La invención, el orden de lo imaginario como vía de búsqueda constante de nuevas formas para la narración, es un elemento de suma importancia, desarrollando un ejercicio de escritura que en palabras de Edgardo Cozarinsky, parte de una concepción firme de la literatura como juego, como ejercicio de la imaginación.

Seguir leyendo

Un reposo nunca conciliador

Ensayo a partir de la novela Dormir al sol de Adolfo Bioy Casares. La novela relata en forma de carta-informe la narración de Lucio Bordenave, un relojero que estando internado en un frenopático, un hospital psiquiátrico, le escribe a un vecino con el cual mantenía antiguas enemistades, solicitándole auxilio, ya que se enfrenta con situaciones difíciles de creer y se siente cautivo.

Seguir leyendo

Lo fantástico en la ciencia ficción – Análisis de “Los ojos de un dios en celo”

Los ojos de un dios en celo es una novela de ciencia ficción. Sin embargo, también podemos decir de ella que es una novela antropológica. Desde este punto de vista sobresale por su propuesta crítica frente a las teorías de la etnoantropología ya que realiza un análisis de la manera que algunas de ellas intervienen en la interpretación del sujeto transformando su visión.
Y también encontramos elementos que nos permiten arriesgar que es una novela fantástica.

Seguir leyendo

Trafalgar y después

“A lo fantástico se puede llegar por varios caminos” dice Adolfo Bioy Casares “uno de ellos es la sintaxis”. La seguridad y la forma con la que Trafalgar habla de estos lugares de ficción hacen entrar al lector en el terreno de la “ambigüedad” que existe entre lo cotidiano y lo improbable. No hay nada más cotidiano que el lenguaje, fuertemente marcado por la oralidad rioplatense, que usa Trafalgar, y no hay nada más improbable (en un sentido de refutación) que sus aventuras.

Seguir leyendo